estética, invisible

Invisalign

Mediante un estudio digital podemos determinar qué dientes moveremos y estimar el tiempo que durará el tratamiento, lo cual dependerá de cada paciente.
Los alineadores invisibles tienen la ventaja de ser estéticos, ya que no se aprecia prácticamente que se llevan puestos, además de ser cómodos y poder quitarse para comer y para lavarse los dientes, permitiendo una correcta higiene.

Por esto mismo es necesaria la plena colaboración e implicación del paciente ya que de ello dependerá el resultado del tratamiento.

Image